Nairo Quintana y el equipo Arkea fueron invitados a la París-Niza, competencia que hace parte de los eventos World Tour, a los que asisten los mejores equipos de ciclismo del mundo. Este año, esa carrera francesa se llevará a cabo entre el 7 y el 14 de marzo.

El ciclista colombiano ha tenido algunas buenas actuaciones en la carrera francesa. En 2019, Quintana fue subcampeón, mientras que el año pasado ganó la última etapa y finalizó en el sexto puesto de la clasificación general.

Esta sería la primera carrera importante de Nairo y sus compañeros en el presente año. Hay que recordar que el boyacense sigue recuperándose de la operación de rodillas a la que se sometió en octubre pasado y solo hasta la semana pasada volvió a entrenar por las carreteras de su departamento.

La París-Niza, en la historia reciente, ha tenido figuración importante de los corredores nacionales. Carlos Betancur la ganó en 2014, Sergio Luis Henao se impuso en 2017 y Egan Bernal alzó el trofeo en 2019. Por su parte, el año pasado, Sergio Higuita fue tercero en el podio y por un minuto no pudo quitarle el título al alemán Maximilian Schachmann.

Esta semana, Nairo también fue noticia por cuenta de una información que circuló desde Europa en la que se señalaba que él y su equipo tienen ganas de disputar el Giro de Italia este año, en lugar de figurar en el Tour de Francia. Sin embargo, el Arkea no es un equipo World Tour y por eso necesita una invitación de las organizaciones de las grandes vueltas para poder participar.

Por ejemplo, en 2020, el colombiano se quedó con las ganas de correr la Vuelta a España ya que los directores de la última gran vuelta del año no incluyeron al equipo francés en la lista de participantes.

Así fue como la organización de la París-Niza anunció que el Arkea fue invitado a la edición de este año: