De acuerdo con BBC, el estudio se realizó en Europa por parte de la Universidad de Londres y se alargó durante 8 años con estas parejas, en las cuales uno de ellos tenía VIH y tomaba medicamentos antirretrovirales, y el otro era VIH negativo.

En pocas de las 972 parejas hubo casos de la transmisión del virus y esto se debe a que los antirretrovirales reducen el sida a niveles muy bajos en el cuerpo. “Que no se puede detectar equivale a que no se puede transmitir“, explicó Alison Rodger, autora del estudio, citada por el diario británico.

Las parejas de hombres homosexuales reportaron que tuvieron sexo anal sin preservativo un total de 76.088 veces, lo que, en teoría, previno el contagio aproximado de 472 casos.

“Nuestros hallazgos proporcionan evidencia concluyente de que el riesgo de transmisión de VIH a través del sexo anal cuando se suprime la carga viral del VIH es efectivamente cero“, añadieron los expertos que hicieron el estudio.

Rodger, profesora de  enfermedades infeccionas en la Universidad de Londres, dijo que los hombres homosexuales, ahora, pueden estar tranquilos a pesar de que el sexo anal tiene el mayor riesgo de transmisión, publica BBC.

“Este poderoso mensaje puede ayudar a poner fin a la pandemia del VIH al prevenir su transmisión y abordar el estigma y la discriminación que muchas personas enfrentan”, añadió Rodger.

Aunque 15 hombres se infectaron con VIH durante el estudio, se comprobó por medio de pruebas genéticas que ninguno de los virus provenía de su pareja principal, señala el mismo medio.

La terapia antirretroviral es una combinación de medicamentos que deben tomarse a diario para detener la propagación del virus. Aunque no lo cura, sí reduce sus niveles hasta ser indetectable en la sangre, finaliza el rotativo inglés.