“Por todo lo que sabemos hasta el momento, y tras las discusiones que han tenido lugar entre expertos de las autoridades europeas”, la nueva variante del virus “no tiene ningún impacto en las vacunas que siguen siendo “igual de eficaces”, dijo el ministro Jens Spahn a la cadena televisiva pública ZDF.

“Serían muy buenas noticias”, añadió el ministro, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE).

Los expertos de la UE, junto con representantes de la autoridad alemana de vigilancia sanitaria (RKI) analizaron el tema el domingo, explicó a la AFP una fuente del ministerio alemán de Salud.

La mutación de esta cepa del coronavirus se ha observado especialmente en Gran Bretaña y ha llevado a muchos países europeos a suspender los vuelos desde ese país.

Pero también ha provocado la preocupación de epidemiólogos que se manifestaron al respecto este mismo domingo.

Esta variante de COVID-19 se considera potencialmente un 70 % más contagiosa que la anterior.

Este lunes la Agencia Europea de Medicamentos debe reunirse para, en principio, aprobar la primera vacuna a utilizar en territorio de la UE, la desarrollada por los laboratorios Pfizer-BioNTech, ya utilizada en varios países, entre ellos, Estados Unidos y Reino Unido.