Lo que preocupa de la baja cifra es que si se le compara con anteriores estudios, de hace tres décadas, se aprecia que anteriormente los números de zonas puras y no dañadas por el hombre oscilaban entre el 20 y el 40 %, señala National Geographic.

El estudio de Frontiers in Forests and Global Change hace que los estudios anteriores parezcan obsoletos y desactualizados, y sigue sin existir una definición exacta de lo que es virgen en la Tierra, añade NatGeo.

Lo que hasta ahora se estimaba que eran territorios prístinos y vírgenes, “la biodiversidad se está viendo afectada por especies invasoras y enfermedades, cuando no directamente por el ser humano”, dice el profesor Andrew Plumptre, perteneciente a la Secretaría de Áreas Clave de Biodiversidad de la Universidad de Cambridge y quien lideró el estudio publicado en Frontiers.

El experto explica: “Este criterio, definido como Integridad Ecológica o Integridad del Hábitat, establece que una comunidad prístina, virgen o intacta, es aquella que alberga una comunidades de especies y procesos ecológicos en su estado natural, es decir, sin pérdidas de biodiversidad, en relación con un referente histórico apropiado, y se halla caracterizada por un hábitat natural continuo con una mínima por parte del ser humano”.

Muchas de las comparaciones del hábitat actual se hacen respecto de lo que había en el planeta en los años 1500, cuando se creó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, poco después del descubrimiento de América.

Otro dato alarmante del informe es que tan solo el 11 % de los lugares objeto de estudio pertenecen a áreas de protegidas, como parques naturales y otros puntos del medio ambiente del planeta.

El siguiente video muestra algunos lugares poco explorados de nuestro planeta, que no necesariamente coinciden con los escogidos por el estudio mencionado anteriormente: