Citando al Servicio Federal de Supervisión Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia, Actualidad RT indicó que los gatos contagiados han presentado “fiebre, tos, estornudos, secreción nasal y ocular”.

De acuerdo con el medio, “en algunos gatos también se detectaron signos de infección intestinal aguda, acompañados de vómitos y diarrea”.

Tomando en cuenta a la Organización Mundial de la Salud, los investigadores señalaron que de momento no hay evidencia científica de que los perros y gatos puedan contagiar a las personas; sin embargo, un humano sí pude transmitirle el virus a uno de esos animales.

Según el ministerio de Agricultura de Holanda, los visones —pequeños mamíferos carnívoros— son los animales que sí podrían contagiar a las personas.

El ministerio hizo esa afirmación al encontrar que el virus de un trabajador infectado “mostró similitudes” con el de un visón que también resultó contagiado.