En la grabación se ve que justo cuando le pasaron un celular a la comunicadora para que se tomara la selfi con el cocodrilo, este abrió su boca y se acercó a Zarisha, por lo que ella salió corriendo.

En un texto escrito en primera persona y publicado en 9 News, la periodista aseguró que, pese a lo ocurrido, no le guardará rencor al animal —llamado Bonecruncher— porque es el cocodrilo “más especial” que ha conocido.

En su artículo, Zarisha también contó un poco de Bonecruncher: perdió su ojo derecho y cierto día un cocodrilo le arrancó la mandíbula inferior.

La periodista añadió que el cocodrilo desapareció cuando se registraron los intensos incendios de Australia, así que muchos pensaron que había muerto; sin embargo, hace una semana el reptil reapareció “con más cicatrices de batalla”:

“Le faltaba parte de su cola y tenía grandes cortes en su costado, probablemente fue una pelea territorial con otro cocodrilo”.

A continuación puede ver el video del susto que se llevó la reportera, quien no puto evitar decir una grosería luego de la salvada que se pegó: