En los libros del Antiguo y el Nuevo Testamento se habla del ayuno como forma de superar crisis y de purificar el alma; Moisés y Jesucristo fueron algunos de los que expusieron la idea, que está ligada con el no consumo de carne en la Seman Mayor.

(Vea también: Bancos no cerrarán toda la Semana Santa; consulte los horarios de atención)

¿Por qué no se come carne roja en Semana Santa?

Además de ser una forma para hacer un ayuno físico y espiritual, según El Español, las personas no comen carne en días Santos como señal de respeto, pues se conmemora la crucifixión y muerte de Jesús.

La comunidad católica siempre ha relacionado el consumo de carnes con los banquetes y celebraciones, y estas fechas son de reflexión, pues se recuerda el sacrificio que hizo el hijo de Dios.

El informativo agregó que, en otras culturas, las personas ven la ingesta de esta proteína como un lujo, así que la invitación es a vivir desde la humildad y a practicar el ayuno como forma de penitencia.

Comer carne en Semana Santa no es pecado

El Clarín recordó que, desde 1966, el Papa Pablo VI dijo que existían otras formas de hacer penitencia, como la oración o realizar obras de caridad; la idea volvió a ser expuesta en 1983 por el Papa Juan Pablo II.

Como fue el caso de Pablo VI y Juan Pablo II, el Papa Francisco tampoco le dio mayor relevancia al consumo de carne durante la Semana Santa, para él es más importante realizar acciones como “apagar la televisión, desconectar el celular y renunciar a la crítica inútil”.