Con el fin de asegurar que un paciente con emergencias cardiovasculares encuentre atención oportuna, el hospital La Cardio contó que ha dedicado rutas especializadas y aisladas para atender a pacientes con estas enfermedades, distintas al COVID-19.

Iniciativa para mitigar consultas tardías y temor de asistir a hospitales

Con el fin de dar la confianza a los pacientes que tengan alguna enfermedad cardiovascular, el centro hospitalario está aplicando estrictos protocolos de bioseguridad y ofreciendo “una atención humanizada”.

Para cumplir con este objetivo, la Fundación Cardioinfantil destaca que ayuda el compromiso de la comunidad y las acciones de autocuidado y aislamiento preventivo, que se complementan con las iniciativas de la clínica, que ha implementado rutas de atención segmentadas, teleconsulta y entrega electrónica de resultados clínicos, lo que reduce las visitas de los pacientes al centro hospitalario, pero aun así se les hace el debido seguimiento.

El resultado de tales acciones e iniciativas durante los 10 meses de pandemia por coronavirus es que no se han dejado de atender pacientes, y las siguientes cifras lo demuestran:

  • 875 cirugías cardiovasculares (niños y adultos).
  • 5.632 procedimientos de hemodinamia (procedimientos mínimamente invasivos).
  • 4.145 procedimientos de electrofisiología (tratamiento de pacientes con corazón ‘lento’ (bradicardia, bloqueos AV) y con corazón ‘rápido’ (taquicardias ventriculares, supraventriculares).
  • 1.726 consultas especializadas cardiovasculares.
  • 19.120 exámenes diagnósticos cardiovasculares.
  • 109 cirugías de trasplantes.
  • Más de un millón de exámenes de laboratorios clínicos (13.547 de estos corresponden a pruebas de laboratorio COVID-19).
  • 3.384 chequeos médicos personalizados.

“Durante este segundo pico hemos garantizado todos los protocolos de bioseguridad en La Cardio, que nos permite hoy continuar comprometidos con la atención nuestros servicios para seguir cuidando la salud de todos más allá de cualquier circunstancia: ayudas diagnósticas, consultas especializadas, cirugías, procedimientos ambulatorios y chequeo médico personalizado”, dice el doctor Juan Gabriel Cendales, director ejecutivo de la Fundación Cardioinfantil.