Cuando Helen Palacios buceaba el viernes pasado, el escuálido se le acercó, pasó por debajo de sus aletas y, en vez de atacarla, se apartó de ella rápidamente.

David Diez, su pareja, divulgó la escena en su cuenta de Instagram, donde consiguió casi 2 mil reproducciones e impresionó a muchos. Algunos señalaron que la joven casi se convierte en comida de tiburón.

El artículo continúa abajo

En la misma red social, explicó por qué cree que su novia no fue mordida por el escuálido:

El tiburón confundió sus aletas con un pez, pero apenas se dio cuenta de que era un humano, se retiró. La pobre visibilidad en el agua lo confundió”.

Pese a lo sucedido, ni Palacios ni Diez dejarán de bucear, aseguró el joven.