En una entrevista con Pulzo, la especialista, que es coordinadora de la Alianza por un futuro libre de caries, comentó que varios expertos “recomiendan no mojar el cepillo con la crema puesta“.

Lo anterior, porque esto hace que el flúor presente en el producto no tenga un contacto tan directo con el diente, debido a que “el agua genera más espuma” y reduce la abrasividad.

Lo ideal es que la crema dental no se vea afectada por agentes externos a la hora del cepillado, pues cuando se aplica el producto solo se logra que sus componentes actúen de forma correcta y la limpieza sea más efectiva.

Sin embargo, García agregó que una buena higiene bucal también “depende del tipo de cepillo y la técnica que se use“.

Lo ideal es hacer un buen cepillado, y no concentrarse en si se mezcló o no con agua“, concluyó la especialista.