Ese medicamento (marca Zulresso, laboratorio Sage Therapeutics) tendrá que ser administrado primero por vía intravenosa en un centro médico y la paciente tiene que estar bajo observación durante 60 horas debido al riesgo de desmayo observado en algunos casos durante los ensayos clínicos.

La depresión posparto es una enfermedad que afecta a una de cada nueve madres en Estados Unidos.

Además, es una enfermedad que, “cuando es grave, puede ser mortal. Las mujeres podrían tener pensamientos que las lleven a hacerse daño a sí mismas o a sus hijos”, señaló en un comunicado Tiffany Farchione, directora interina de la división de productos psiquiátricos del Centro de Evaluación de Medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Sage Therapeutics informó que el medicamento estará disponible a fines de junio en Estados Unidos.

Según un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 11,5 % de las madres primerizas en Estados Unidos sufrieron depresión posparto en 2012.