Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) han advertido sobre el uso del tapabocas y lo fundamental que es portarlo en todo momento al salir de casa para reducir la exposición al coronavirus.

Como las mascarillas son ahora un elemento esencial para las personas, muchas empresas se han encargado de fabricarlas y han agregado diferentes diseños, colores y estampados para hacerlas más atractivas.

Sin embargo, el auge de la elaboración de tapabocas ha suscitado dudas sobre la eficacia de muchos de ellos, razón por la cual científicos de la Universidad de Tokio llevaron a cabo un estudio, que fue publicado en la revista American Society for Microbiology, para comprobar qué tan eficaces son algunos de ellos para proteger del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19.

Para la investigación, los expertos crearon un simulador de transmisión aérea de gotas o aerosoles infecciosos, que contienen el nuevo coronavirus, generados a partir de la respiración humana y la tos, agregó el medio mencionado.

Los investigadores utilizaron el experimento de simulación para analizar tanto la transmisibilidad de las gotas y aerosoles, como la capacidad de algunos tapabocas de evitar el traspaso de los mismos, señaló el informativo en su publicación.

El estudio consistió en el desarrollo de una cámara de aire y pusieron dos cabezas de maniquíes, una enfrente de la otra. Una de las cabezas no tenía mascarilla y estaba conectada a un nebulizador de compresor, cargado con 6 ml de suspensión del SARS-CoV-2.

El maniquí sin tapabocas emitía partículas de coronavirus que eran recibidas por el otro maniquí, que tenía un ventilador que simulaba la respiración humana; a este último le pusieron una mascarilla de tela, luego una quirúrgica y después una N95 para comprobar la eficacia de las 3.

La siguiente imagen muestra cómo fue el experimento.

American Society for Microbiology
American Society for Microbiology

¿Cuál es el mejor tapabocas contra el coronavirus?

Al realizar la investigación, los científicos se dieron cuenta de que las mascarillas de algodón, las quirúrgicas y las N95 protegen, pero no de la misma manera, puesto que, con la de tela, la absorción del virus se redujo entre un 20 % y 40 %; con la quirúrgica, en un 50 %; y, con la N95, entre un 80 % y un 90 %.

Como resultado del experimento, los expertos establecieron que los tapabocas médicos, entre los que están los quirúrgicos y algunos N95, no bloquean totalmente la transmisión de pequeñas gotas del coronavirus, incluso al estar selladas.

“Aunque la eficiencia de detección de virus infecciosos se redujo cuando se redujo la cantidad de virus exhalado, se detectó ARN viral independientemente del tipo de máscara utilizada. Estos resultados indican que es difícil bloquear completamente este virus incluso con una máscara N95 ajustada correctamente”, concluyeron los científicos.

No obstante, los investigadores sí pudieron comprobar que la eficacia de protección de los tapabocas es mayor cuando el elemento es usado por el esparcidor del virus. Por ende, es fundamental usar mascarillas en lugares públicos; eso sí, el uso no garantiza la inmunidad.

Además, se desconoce si las pequeñas gotas del coronavirus que atravesaron los tapabocas N95 pueden ocasionar la COVID-19, según el estudio de la Universidad de Tokio.

Aunque el mejor tapabocas es el N95, según la investigación, si prefiere usar mascarillas de tela, infórmese sobre cuáles son los mejores materiales para protegerse de la COVID-19.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que el tapabocas hay que cambiarlo si se llega a mojar, puesto que deja de proteger a la persona del contagio de virus. También, es fundamental cambiarlo cada 4 horas.

A continuación, un video de YouTube con algunos tipos de tapabocas disponibles.