A pesar de que no hay evidencia de que el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, se pueda transmitir por medio del agua, lo que hace que lugares como playas y piscinas sean riesgosos es la cantidad de gente que asiste, apuntó Infobae.

Por el momento, “no hay evidencia de que el virus que causa COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través del agua en piscinas, jacuzzis, spas o áreas de juegos acuáticos”, afirmaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., citados por el informativo.

De acuerdo con la organización estadounidense, muchas de estas instalaciones son tratadas con cloro y otros productos químicos, lo que “debería inactivar el virus en el agua”, señaló el portal nombrado.

Aunque todavía no se conoce todo sobre el SARS-CoV-2 y su supervivencia en entornos acuáticos, “la morfología y la estructura química de este virus es similar a las de otros coronavirus para los cuales sí existen datos de supervivencia”, dice un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), citado por BBC.

Por ejemplo, el virus de la influenza muere a los 5 minutos de entrar en contacto con agua potable que tiene cloro residual de 0,3 miligramos por litro, específico el medio británico mencionando a la OMS.

“Es muy poco probable que incluso el agua dulce o salada propague el coronavirus, ya que otros coronavirus no son estables en el agua”, dijo Angela Rasmussen, viróloga de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, a The New York Times, según Infobae.

Por su parte, el presidente del departamento de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, Joseph Eisenberg, le aseguró a Business Insider, citado por el portal nombrado, que es poco probable que el virus se transmita en el agua porque “en general, los patógenos respiratorios no sobreviven en el agua”.

Sin embargo, el riesgo de ir a las playas o piscinas está, más que todo, en el contacto cercano que se pueda tener con la gente, especialmente por las aglomeraciones que se han presentado en las playas de Cartagena y Barranquilla.

Recomendaciones para evitar el contagio de COVID-19 en piscinas

Como el cloro facilita la eliminación del coronavirus y las piscinas suelen tener entre uno y 2 miligramos por litro, no es tan probable que el contagio se da dentro de este estanque, informó BBC.

Aun así, las personas deben seguir ciertas medidas de bioseguridad en estos lugares, como usar el tapabocas, y ducharse antes de entrar y después de salir del agua, aseguró El Tiempo.

Además, en el sitio se debe seguir un protocolo específico que incluya toma de temperatura al ingresar, avisos sobre lavado de manos y respeto del aforo. Según el Ministerio de Salud, citado por el informativo, solo puede haber una persona por cada 9 metros cuadrados de una piscina cubierta y una persona por cada 6 metros cuadrados de una piscina a cielo abierto.

Asimismo, tiene que haber “una zona de limpieza y desinfección para manos y calzado que disponga de alcohol glicerinado al 60 %, toallas desechables y tapabocas”, afirmó Milena Cuéllar, directora de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud, citada por el medio nombrado.

En el siguiente video, el Ministerio de Salud presentó el protocolo de bioseguridad en las piscinas.

Recomendaciones para evitar el contagio de COVID-19 en playas

Con respecto al agua de mar, “se ha comprobado experimentalmente que este elemento [la sal] desactiva o destruye la COVID-19“, aseguró Joan Grimalt, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua de España a BBC. Sin embargo, es bueno cumplir con ciertas medidas de prevención ahora que se ha dado la reapertura de algunas playas.

En primer lugar, hay que pasar por los puntos de desinfección en las entradas y salidas demarcadas, de acuerdo con el protocolo establecido por el Gobierno Nacional, indicó el portal mencionado, y lavarse muy bien las manos.

Es fundamental utilizar el tapabocas cuando no esté dentro del mar y mantenerse lo más alejado posible del resto de asistentes. Aunque puede asistir con un grupo pequeño que pertenezca a su núcleo familiar, hay que evitar las aglomeraciones, agregó el informativo.

En cuanto a los deportes acuáticos, estos se pueden practicar, pero es necesario desinfectar los implementos antes y después de usarlos, y dejar limpia y organizada la zona en la que se llevó a cabo la actividad, detalló El Tiempo.

A continuación, un tuit con el que la Alcaldía de Cartagena anunció la reapertura de la segunda playa biosegura en la capital de Bolívar.