El estudio, publicado este mes en la revista Clinical Infectious Diseases, dice que el patógeno que causa la gripe sobrevive en la piel humana durante aproximadamente 1,8 horas.

En contraste, está “la supervivencia de nueve horas del SARS-CoV-2 [el virus que causa la COVID-19] en la piel humana”. Este puede aumentar el riesgo de transmisión por contacto en comparación con el IAV [virus de la gripe A], “acelerando así la pandemia”, indica el estudio.

El equipo de investigación examinó la piel obtenida de autopsias, aproximadamente un día después de la muerte de los afectados.

No obstante, combatir el coronavirus es muy fácil

Tanto el coronavirus como el virus de la gripe quedan inactivos en 15 segundos después de la aplicación de etanol, que se utiliza en los desinfectantes de manos.

“La supervivencia más prolongada del SARS-CoV-2 en la piel aumenta el riesgo de transmisión por contacto; sin embargo, la higiene de manos puede reducir este riesgo”, agrega el estudio.

Así pues, se respaldan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de lavarse regularmente las manos a fondo para limitar la transmisión del virus, que ha infectado a casi 40 millones de personas en todo el mundo.