De acuerdo con dos fuentes cercanas a las investigaciones de la Universidad de Oxford, consultadas por el Financial Times, la vacuna contra el coronavirus generó una robusta respuesta inmune entre los adultos mayores, uno de los grupos más vulnerables.

El impreso británico, adicionalmente, señaló que el antídoto incrementó en los ancianos los niveles de anticuerpos neutralizantes y células T, cuyo principal propósito es identificar y matar patógenos invasores.

Pese a estos resultados positivos, el diario inglés aseguró que la edad sigue siendo el principal factor de riesgo del COVID-19 debido a que el sistema inmunológico se debilita con el tiempo, por lo que esta porción de la población es el que más necesitará protección contra el virus.

“Si tienen datos que muestran que la vacuna genera una buena inmunidad en el grupo de más de 55 años, y que incluye una buena respuesta en gente que es mucho mayor, creo que es una señal prometedora”, manifestó Jonathan Ball, profesor de virología de la Universidad de Nottingham, en este mismo medio.

En julio pasado, la revista The Lancet publicó los resultados de las primeras fases de los ensayos clínicos, los cuales indicaron que el tratamiento era seguro y eficaz para neutralizar el coronavirus en personas jóvenes (entre 18 y 50 años).

La vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford, que estaría disponible para finales de este año, actualmente está siendo probada en el Reino Unido, India, Sudáfrica y Brasil, donde hace una semana falleció un voluntario de los ensayos clínicos.