Teniendo en cuenta que el virus se mantiene activo durante varios minutos y hasta horas en algunas superficies, es importante desinfectar los aparatos que más se usan diariamente y, sobretodo, el celular, que es prácticamente una extensión de las manos.

Por lo anterior, El País retomó un estudio de la Universidad de Arizona, en el que encontraron que los teléfonos “están diez veces más sucios que el asiento de los inodoros” e hicieron algunas pruebas en aparatos electrónicos de tiendas de Estados Unidos.

¿Cómo se puede limpiar el celular?

  • Humedecer un paño limpio con alcohol isopropílico (60 %) y agua (40 %). Retirar la funda del celular y limpiar tanto el aparato como su cobertura.
  • Mezclar alcohol isopropílico y vinagre. Luego, se moja un paño y se limpia el móvil y su funda.

Recomendaciones extra:

  • Evitar llevar el celular al baño: así frena la propagación de bacterias fecales.
  • No usar el teléfono en la mesa: si el aparato no se limpia, transportará microorganismos hacia los alimentos.