Según Infobae, los estudios fueron liderados por el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan y el Centro de Investigación Clínica Hubei para el Diagnóstico Prenatal y la Salud del Nacimiento; allí analizaron a 81 hombres portadores del virus, que tenían entre 20 y 54 años.

Para llegar a la mencionada conclusión, compararon la actividad hormonal de hombres sanos con los contagiados y descubrieron que “la hormona luteinizante sérica (LH) aumentó significativamente, pero la proporción de testosterona (T) a LH y la proporción de hormona foliculoestimulante (FSH) a LH disminuyeron dramáticamente en varones con COVID-19”.

Esta alteración hormonal desarrollaría fallas “en la función gonadal (testicular)” de todos los pacientes recuperados, “especialmente los hombres en edad reproductiva”.

Pese a que aún no existen resultados finales en esta investigación, la afectación mencionada sí es algo para tener en cuenta, puesto que la función reproductiva del hombre cambiaría significativamente. Aún no descartan que queden estériles.

Hasta el momento este es uno de los primeros hallazgos, sin embargo, también están en análisis los efectos colaterales que podría generar el virus, como daños en el sistema urinario, digestivo y cardiovascular.

Cabe mencionar que en China pudieron comprobar que las mujeres tienen mayor resistencia al COVID-19, puesto que su sistema inmunológico reaccionó de una mejor manera. Los hombres son más vulnerables.