Como indicó Cromos en un reciente artículo, el método 478 es ideal para aquellas personas que pueden tardar hasta horas en quedarse dormidas, lo importante aquí es que se concentren en su respiración solo un minuto.

Para realizar bien el ejercicio, lo primero que debe hacer es concentrarse, liberar la tensión de sus músculos, en especial los de la cara; soltar los hombros e inhalar y exhalar para ser consciente de la fuerza pulmonar.

Luego, será la hora de respirar en 3 tiempos: tome aire durante 4 segundos, manténgalo en sus pulmones por 7 segundos y suéltelo en 8 segundos; repita esto con toda la concentración hasta que se quede dormido, explicó el medio.

Este tipo de respiración hace que el cuerpo se libere de tensiones, consiga un estado de relajación pleno y reduzca la frecuencia cardiaca, por lo que será más fácil llegar al estado deseado.

La técnica la utilizan los militares de la naval, pues, por sus horarios, debían tener la capacidad de conciliar el sueño a cualquier hora y en medio de cualquier circunstancia; incluso, muchos logran hacerlo estando sentados.

Si la técnica 478 no rinde frutos, puede usar el truco militar que aniquila el insomnio en dos minutos.