Teniendo en cuenta que el mundo va a necesitar miles de millones de dosis de este medicamento que combate el COVID-19, el experto aseguró a RCN Radio que el país podría firmar los acuerdos, hacer una inyección de capital en maquinaria y producirlo en masa.

Méndez hizo un llamado al Gobierno para que se implementen políticas industriales farmacéuticas y permitan “el desarrollo de infraestructura y mejoramiento”, pues esta es una gran oportunidad para reactivar la economía del país y ayudar a la gente.

Estas compañías podrían hacer el sustrato biológico inicial, y enviarlo a Colombia, así como lo harán como Argentina y México“, explicó el presidente de Asinfar a la emisora, sugiriendo así que el producto aquí se puede convertir en “millones de ampolletas”.

Todo indica que lo pretenden las farmacéuticas del país es participar en la “última fase del proceso, que es el llenado, dosificación y distribución de una manera ágil y segura”, añadió al medio.

En el plan planteado por el directivo propone a los entes gubernamentales “hacer inversiones” y comprar los “equipos que se requieren”.

Sobre la propuesta, aún no hay un pronunciamiento oficial del Ministerio de Salud.