En el contexto actual, las mascotas se han convertido en una compañía fundamental de las personas, quienes ven a estas criaturas como parte de su familia. Por supuesto, todos los procesos son diferentes y tal vez a algunos les cuesta más crear una relación con ellas, pero siempre es posible recobrar la confianza con los animales.

Aunque muchos, por diferentes razones, no han tenido la oportunidad de compartir con un animal de forma cotidiana, nunca es tarde para hacerlo, y más si se aplica la adopción, una práctica que le aporta mucho a un animal, pero que posteriormente es retribuida, positivamente, a través de emociones únicas.

En una entrevista con Pulzo, Mark Lee, educador de perros, expresó su perspectiva sobre este tema y cuál es su misión respecto a ella: “Me encanta la adopción y el hecho de ayudar a las familias a encontrar la mascota indicada”.

En este video, se puede ver parte de la entrevista:

¿Cómo elegir una mascota?

Usualmente, existen motivos por los que no se adopta. Por ejemplo, la dificultad de educar a un animal, cuyas costumbres son distintas por el contexto en el que ha vivido un buen tiempo. Sin embargo, Mark Lee no cree que eso sea un problema: “Ellos no viven del pasado, viven del hoy”.

“Los perros te aman a ti”, comentó el educador canino.

Para él, los detalles básicos para elegir a una mascota en adopción depende de lo que quiera una familia, pero también de las características de esta última: “Se deben analizar aspectos como las edades y los elementos tanto de los miembros del núcleo familiar y del animal, ya que este se tiene que convertir en un apoyo, no en un problema.

¿Tener una mascota es costoso?

Claramente, Mark Lee sabe que tener criaturas como perros o gatos requiere desafíos financieros: “Hay un factor económico que juega ahí. No vale la pena tener una mascota para darle las sobras de la casa o un alimento no adecuado para ellos. Ellos necesitan un mínimo básico para su salubridad”.

No obstante, para él, eso no es un problema porque la retribución que un dueño recibe es incomparable y existen distintas alternativas: “Hoy hay diferentes precios de alimentos, las vacunas son una vez al año y desparasitar no es tan costoso”.

“Me preocupa más el tiempo y la dedicación que el mismo presupuesto”, concluyó Mark Lee.