El perro se llama Huzi y tiene 12 años, según publica el portal Unilad, el cual añade que el animal incluso lloró sobre la tumba del hombre, llamado Wu.

La hija del hombre fue quien grabó el video y lo publicó en redes sociales para mostrarle al mundo el amor incondicional que todavía tiene Huzi a Wu, quien falleció por una enfermedad terminal, indica el mismo medio.

“Fuimos a la tumba juntos. Dio varias vueltas alrededor de la tumba y luego se quedó allí sin moverse. Lo vi comenzar a llorar y, luego, se negó a irse cuando lo llamamos”, dijo la hija del chino al canal de videos Pear, citado por Unilad.

En la secuencia se escucha a la hija de Wu gritarle al perro “vamos a casa”, pero como relató, Huzi, que estuvo desde los 2 años esa familia, se quedó acostado en la tumba de su amo.

A continuación, el conmovedor video: