“¡Me quiero bajar, pare el bus!”, le gritó la mujer al chofer, que de inmediato le respondió que ya se estaba acercando a un paradero. “¡Deje de gritar!”, agregó el hombre, según se escucha en un video que publicó South China Morning Post.

Las imágenes muestran que finalmente el conductor se detuvo para que la pasajera bajara, pero ella no lo hizo, así que él cerró las puertas del vehículo. Esto último ocurrió justo cuando la mujer se disponía a salir, así que ella enfureció.

En ese momento, la pasajera empezó a patear las puertas del bus; ante esto, el chofer le dijo que había arrancado al ver que no se había bajado.

“Hace mucho calor afuera. ¿Cómo me puedo bajar?”, respondió la mujer antes de dirigirse hacia el conductor y agarrar peligrosamente el volante del bus para forzar al hombre a detenerse.

Aunque el hombre frenó, lo hizo para llamar a la policía, que detuvo a la mujer y la acusó de “poner en peligro la seguridad pública por medios peligrosos”, indicó Daily Mail citando medios locales.

El diario británico agregó que quienes son hallados culpables de este delito “pueden ser condenados a muerte si las circunstancias son particularmente graves”.

A continuación, el video de la furibunda mujer, cuya identidad no fue revelada: