Como todo un héroe está siendo tratado el vigilante de un jardín infantil en el condado de Feixan, en la provincia china de Shandong (China), tras salvar la vida de un pequeño que se lanzó desde un tercer piso.

De acuerdo con medios locales, el niño se había quedado encerrado en el baño y por eso, tras varios segundos de pura confusión, decidió tirarse al vacío, donde afortunadamente lo esperaban los brazos del hombre.

Mientras el pequeño estaba en el borde de la ventana, los profesores estaban tratando de abrir la puerta que se había trabado y gritándole que no se lanzara. Sin embargo, su esfuerzo fue en vano y el angustiante momento quedó capturado en un video que se compartió profusamente en redes sociales.

El menor sufrió un golpe la cabeza y fue trasladado a un hospital cercano, donde le diagnosticaron una leve fractura en el lado derecho de la frente, pero los médicos que lo trataron aseguraron que si el guardia de seguridad no hubiera estado este suceso habría sido una tragedia.

A continuación, el video en el que un niño saltó al vacío desde un tercer piso y un guardia de seguridad lo salvó, atrapándolo en el aire: