De acuerdo con el diario El Heraldo, los delincuentes ofrecieron a los vecinos de ese barrio galones de pintura a muy buen precio, por lo que varias personas decidieron hacer la compra.

Sin embargo, uno de los compradores, cuando le entregaron la supuesta pintura, se dio cuenta de que lo que había en los recipientes era agua con cal y jabón, detalla el mismo medio.

“Esos tipos llegaron por aquí vestidos de obreros y diciendo que tenían unas pinturas finas para poder arreglar las viviendas ahora a fin de año. Los precios que daban eran muy bajos porque decían que eran pinturas de remate que les habían quedado de un trabajo que habían hecho”, contó un testigo al rotativo barranquillero.

Los delincuentes, de los que se desconocen sus nombres, habrían recogido alrededor de un millón 600 mil pesos y cuando los encontraron unas cuadras más adelante después de percatarse del robo, los vecinos del Montecristo los increparon y pidieron que les devolvieran su dinero.

Otro testigo le dijo a El Heraldo que los ladrones no tenían ninguna intención de devolver la plata, por lo que un grupo de gente decidió encerrarlos en el patio de una casa hasta que respondieran, pero de un momento a otro un hombre perdió la calma y los desnudó, casi por completo.

“Ese señor estaba muy exaltado y les quitó casi que toda la ropa, después los desfiló por toda la calle para que la gente los viera y hacerlos pasar pena porque no le querían devolver la plata de las supuestas pinturas”, indicó el testigo.

En redes sociales se viralizó el video en el que se ve a los ladrones desnudos, caminando por las calles del barrio, escoltados por oficiales de la Policía de Barranquilla. Sin embargo, según el diario, antes de ello los ciudadanos los estaban golpeando y querían lincharlos.

“A ellos se les dijo que devolvieran la plata o si no se iban desnudos para la calle, pero prefirieron salir ‘boleteados’”, finalizó una mujer en El Heraldo.