En las imágenes se observa a Giulio movimiento su nuevo brazo de arriba hacia abajo, emocionado y con una gran sonrisa.

El instante más conmovedor fue la reacción del pequeño al ver que podía abrir y cerrar su puño con facilidad.

“Vaya, ¿has visto, mamá?”, se le escucha  decir a Giulio en la grabación, mientras su madre, que está detrás de la cámara, no puede contener la emoción.

“Para muchos, esto podría parecer un simple movimiento mecánico, pero para alguien que no tiene una mano, esto es un milagro”, afirmó Samuela Sarda, madre de Giulio, al Daily Mail.

De acuerdo con Sarda, su hijo se está volviendo cada vez más independiente gracias al brazo biónico, indicó al medio inglés.

La clínica que diseñó la prótesis aclaró al mismo portal que Giulio puede abrir y cerrar la mano por medio de señales cerebrales, pero no es posible mover los dedos individualmente.