En medio del viaje, los pescadores ven al animal nadando contra la marea, que lo empuja cada vez más hacia aguas más profundas. 

“Hay un perrito aquí nadando, pobrecito”, se le escucha decir a uno de los pescadores en el video. 

El grupo reacciona y prende el motor de la lancha para acercarse al canino y así rescatarlo. Uno de los hombre lo llama y le silban para que nade hacia ellos. 

Finalmente, uno de los pescadores toma al perro, lo sube al pequeño bote y lo consiente por unos segundos.

De acuerdo con medio Televisa News, el canino fue llevado a una clínica veterinaria y allí recibió atención por agotamiento e ingesta de agua salada.

“Estoy feliz de haber podido salvar a este cachorro de una muerte segura, y espero que las personas sigan ganando conciencia sobre el respeto a todas las criaturas vivientes”, afirmó Rigoberto Flores a la prensa, declaración que cita el mismo medio.