Las imágenes fueron grabadas por un pasajero que se encontraba a pocos metros del lugar del deslizamiento. 

En ellas se observa cómo de repente la montaña cedió y empezaron a caer grandes rocas sobre la carretera. El conductor reaccionó rápidamente y retrocedió el vehículo para salvar la vida de los pasajeros.

Sin embargo, alcanzó a caer una roca encima del autobús, pero no ocasionó graves daños ni resultaron personas heridas.

El artículo continúa abajo

“Escuchamos un ruido que se iba haciendo cada vez más fuerte como si se acercara, así que sabíamos que habría un deslizamiento de tierra. El conductor decidió parar. Lo que no nos esperábamos es que fuera tan fuerte“, afirmó uno de los pasajero al portal The Cyprus Times. 

El pasajero agregó al mismo medio que el conductor no pudo dar marcha atrás de inmediato, porque había autos detrás. “Fue muy  aterrador”, expresó.