Un video que circula en redes muestra que, por fortuna para la mujer, el oso desistió del ataque y se sentó a una orilla de la carretera en la que se encontraba.

Aunque la persona que grababa también se llevó un susto al ver que el oso casi ataca a la mujer, segundos después se rió de lo sucedido.

De acuerdo con Daily Mail, Rumania alberga unos 7.000 osos salvajes y es habitual que se registren ataques por parte de esos animales.

El diario británico señaló que si bien la caza de osos fue prohibida en ese país hace 4 años, algunas personas han pedido que se legalice nuevamente para evitar los ataques.

A continuación puede ver la imágenes de la mujer que casi se convierte en cena del oso: