En seguida, aparecen unas grandes sierras redondas y empiezan a bajar hacia Vorontsov. 

Los asistentes se alejan de la mesa y observan muy atentos cómo el ilusionista intenta liberarse de sus ataduras antes de que las sierras lo corten. 

Sin embargo, uno de los trabajadores se percata de que la mano de Vorontsov es alcanzada por una de las sierras y corre a ayudarlo. 

El otro colaborador alcanza a apagar la máquina y le salva la vida al mago. El hombre fue trasladado a un centro médico por la gravedad de las heridas. 

“Amigos, me lesioné seriamente una mano, me rompí tejidos blandos y un tendón de la mano derecha durante el ensayo de anoche. Es muy probable que el espectáculo del 3 de octubre se tenga que aplazar”, escribió Vorontsov en su cuenta de Instagram.  

“Ahora estoy haciendo todo lo posible para recuperarme y volver al escenario. Abrazos cordiales”, agregó.