En ese instante, el pasajero es interceptado por un trabajador del aeropuerto que le pide que se devuelva y pase su equipaje por el equipo de seguridad.

El sujeto atiende la orden y se dirige a la máquina, pero se mete boca abajo dentro de ella y, a los pocos segundos, sale por el otro lado del dispositivo.

Ante la broma, el funcionario del aeropuerto se sorprende por lo ocurrido y parece llamar a un compañero para que atienda el caso.

Por su parte, el pasajero se ríe del divertido momento y se toma con calma lo sucedido.

Este video se viralizó en Twitter y ya tiene más de 90.000 reproducciones en la red social: