Ante esa situación —registrada el pasado 30 de junio—, la familia decidió comunicarse con Croc Encounters, una organización sin ánimo de lucro dedicada a rescatar reptiles “no deseados”, según se lee en su página web.

A través de Facebook, esa entidad indicó que al animal le faltaban 2 extremidades, “probablemente como resultado de una pelea con otro cocodrilo”.

Asimismo, indicó que el reptil no se mostró muy feliz de ser desalojado de su cómodo lugar: según la ONG, el cocodrilo “destrozó todo a la vista al salir de allí”.

Croc Enconunters también señaló que antes de que sus trabajadores llegaran a retirar al animal, los vecinos de la familia afectada pusieron una nota cerca de la casa advirtiéndoles a los mensajeros de la presencia del reptil.

“¡Alto a la entrega, ¡deje los paquetes aquí! ¡Cocodrilo en la puerta principal! (En serio)”, decía el letrero, de acuerdo con la organización.

A continuación puede ver fotos del rescate: