Varios peatones que transitaban por el lugar se detuvieron al ver al niño de 7 años, a quien le costaba mantener el equilibrio. 

Un testigo contó a medios locales que la madre obligó al menor a quitarse la ropa en menos de 10 segundos, rescató el Daily Mail.  

“La madre le gritó que se desnudara y luego que se agachara en la calle, y amenazó con golpearlo”, agregó el testigo.

La madre contó a un canal de televisión de la ciudad que la maestra la llamó y le dijo que su hijo le había tocado el trasero una estudiante de la clase. 

“Para corregir su error, tenía que darle una lección”, se justificó la madre en su declaración.

Finalmente, la mujer llamó a los padres de la niña y se disculpó con ellos, indicó el medio británico.