El increíble suceso ocurrió la semana pasada en en la localidad de Holiday, en el estado de Florida, y afortunadamente tanto el valiente hombre como el cachorro, un labrador chocolate, pudieron salir con vida de ese aterrador encuentro, publica la cadena ABC.

De acuerdo con el relato de Mike McCoy, su perro, llamado Jake, se alejó unos metros hacia unos arbustos cercanos a un lago, mientras daban un paseo por el parque, cuando de forma sorpresiva un cocodrilo atacó al can y la arrastró hacia el agua.

El hombre no dudó en saltar al agua para enfrentar al cocodrilo y salvarle la vida a su perro. Tomó valor, según dijo, porque en algún momento leyó consejos sobre ataques de caimanes y supo qué debía hacer.

En concreto, detalló a ABC, le espichó un ojo al animal con su dedo pulgar trató de sacarlo del agua para impedir que escapara al fondo del agua con su mascota.

“Si no hubiera recordado lo que leí sobre los cocodrilos, no habría sido capaz de responder tan rápidamente para ayudar a Jake. Solo porque sabía lo que estaba haciendo me sentí confiado para luchar”, dijo el hombre a la cadena estadounidense.

Por la lucha cuerpo a cuerpo, Mike McCoy sufrió mordeduras en ambas manos, por lo que recibió algunos puntos de sutura. Por su parte, el labrador chocolate tuvo varias heridas en su cuerpo, pero, afortunadamente, tampoco fueron graves, finaliza ABC.