Una cámara instalada en la parte delantera del vehículo de Khaolueng captó el instante en el que los fuertes vientos hacen que los postes de luz colapsen y que uno de ellos caiga encima del vehículo.

Khaolueng sobrevivió milagrosamente al accidente y solo los cables rompieron el parabrisas. 

“Pensé que iba a morir. Acabo de ver el poste cayendo en mi auto. No tuve tiempo de reaccionar. Solo grité y cerré los ojos”, indicó la conductora al Daily Mail.  

A lo anterior, agregó: “Abrí de nuevo los ojos y estaba viva. Salté del auto y salí corriendo tan rápido como pude porque tenía miedo a la electricidad”.

Por su parte, Wuttichai Thamsiri, director de la Autoridad Provincial de Electricidad de Khlong Thom, explicó al mismo medio que la fuerte lluvia suavizó el suelo y que por eso colapsaron los postes de luz.