“Oiga, si usted va en un carro a 180 kilómetros por hora, y se le atraviesa un burro, ¡no pare, papá!“, comienza a decir el ‘muerto viviente’, y luego continúa:

“¡Encájesele al burro pa’ que usted tenga la dicha de morirse y montar los cajones de la funeraria El Paso. Son cajones hechos en madera de Guayacán; son cajones, como usted ve, bien forrados, con musiquita, con aire acondicionado”.

Aunque a muchos internautas les pareció creativa y divertida la forma en que la funeraria promocionó sus ataúdes, hubo otros que manifestaron que la publicidad era ofensiva porque invitaba a las personas a morir.

“El man quiso hacer una publicidad jocosa y no tuvo en cuenta que la muerte es un tema serio”, criticó una usuaria de Facebook, mientras que otro dijo lo siguiente:

“Qué falta de respeto 😡😡😡”.

A continuación puede ver el polémico comercial: