En el concurso, dos hombres se ubican en lados opuestos de un podio y se turnan para abofetearse en la cara hasta que uno de ellos se rinda o quede noqueado, informó el Daily Mail. 

Los participantes se aplican una especie de cal en las manos y tienen detrás de ellos a un asistente para evitar que se caigan al suelo por el fuerte golpe.

Además, tienen asistencia médica en caso de que se genere sangrado en el rostro o el concursante pierda el conocimiento.

El ganador de la competencia fue el ruso Vasily Kamotsky, quien obtuvo un premio de 30,000 rublos (1.441.180 pesos) por sus esfuerzos, informó el medio británico.   

La entrada para este festival cuesta unos 400 rublos (19.000 pesos).