Recuerda el famoso dicho: al mal tiempo, buena cara. Pues este sujeto lo puso en práctica después de verse atrapado en el parqueadero de un centro comercial.

En la grabación se ve cómo el hombre, decidido a no mojarse, prefirió subirse en un carrito de supermercado e intentar impulsarse con un palo. Pero aunque logró avanzar unos cuantos metros, trabajadores del lugar tuvieron que ir a ayudarlo.