El dispositivo de 55 pulgadas incluye un panel OLED ultradelgado con frecuencia de actualización de 120 Hz, velocidad de respuesta de 1ms y una profundidad de color de 10 bits que muestra 1.07 mil millones de combinaciones de colores, mucho más de lo que el ojo humano puede percibir, explica Xioami en una entrada de blog.

Este aparato incorpora el AI Master Smart Engine y el procesador MediaTek 9650 personalizado, que tiene más de 20 algoritmos de optimización y 5 escenarios de uso principales, afirma la empresa.

Las imágenes transmitidas crean la ilusión de flotar en el aire. Según TechRadar, la iluminación se da de forma normal cuando los píxeles se activan, como ocurre con una pantalla OLED tradicional.

Xiaomi
Xiaomi

La diferencia radica en el fondo, ya que, como no tiene uno negro igual al de los televisores convencionales, los píxeles iluminados son translúcidos y se puede ver todo lo que pasa detrás, agregó el portal tecnológico.

“A diferencia de los televisores tradicionales que vienen con un panel posterior, Mi TV LUX Transparent Edition integra de manera creativa todas las unidades de procesamiento en su soporte base, conservando la forma compacta de la pantalla”, dice la compañía en el comunicado.

Para crearlo, Xiaomi utilizó la tecnología OLED transparente (TOLED), que no necesita retroiluminación porque cada diodo emite su propia luz, al contrario de la mayoría de pantallas OLED, que usan una capa de cátodo reflectante que hace imposible ver a través de ellas, explica The Verge.

Con respecto al precio, el televisor costará 49.999 yuanes (más de 27 millones de pesos), y solo estará disponible para la venta en China, apuntó TechRadar.