Básicamente, son unos calcetines de alta tecnología con una suela especial para que los jugadores no se cansen o se incomoden al estar en la misma posición durante varias horas al día, mencionó la empresa.

Las zapatillas cuestan 90 dólares (casi 300 mil pesos colombianos) y prometen ser suaves, flexibles y adaptarse a la postura en la que se encuentra el pie. Es decir que si sufren un calambre, podrán cambiar de posición y los zapatos les darán comodidad de inmediato, según Wired.

El diseño de este modelo se basa en varias conversaciones que tuvo la marca con jugadores profesionales que expresaron sus incomodidades y preferencias cuando escogían unos zapatos, apuntó Gizmodo.

“Diseñados para interiores y para uso en competiciones, otorgan una comodidad sin igual, apoyo y sujeción para que los jugadores se puedan adaptar a diferentes modos activos de juego y dar lo mejor de sí mismos”, dice la descripción de las zapatillas.

Estos son los ‘Active Gaming Footwear’ de Puma: