Fue el 12 de diciembre de 2004 cuando, en Japón, se estrenó la primera consola portátil de Sony: la PSP. Este lanzamiento llegó para hacerle frente a la Nintendo DS que, después del GameBoy, estaba arrasando en ventas a nivel mundial.

En su décimo sexto aniversario, Todo Gamers hizo un recorrido por las características de una de las consolas que incentivó el mercado de los dispositivos portátiles de videojuegos.

La pantalla LCD de 4,3 pulgadas de la PSP ofrece una resolución de 480 x 272. Cuenta, además, con un puerto USB que permite conectar el dispositivo a PC y PlayStation 3 y 4.

Por otra parte, tiene incorporada conexión Wifi, stick de movimiento, capacidad de expansión de memoria y parlantes.

Además, la PSP traE un lector UMD para insertar discos de juego y películas.

Hay que decir que en ese entonces los celulares no eran precisamente una alternativa para acceder a juegos de video, por lo cual consolas como la PSP representaban una innovación y una tendencia de vanguardia tecnológica.

Se calcula que las ventas llegaron a 80 millones de copias en todo el mundo. Sin embargo, la Nintendo DS duplicó a Sony con 150 millones de ventas.