El robot, denominado Stan, se dedica a organizar y estacionar los automóviles en terminales aereas, en donde, según Gizmodo, la compañía lo ha puesto a prueba en diferentes lugares, pero por primera vez hizo su trabajo oficial.

Su sistema está programado para que los clientes estacionen sus autos en cubículos especiales. Allí, se escanean los carros para verificar la marca y modelo. Después, Stan desliza su plataforma para levantar el vehículo y transportarlo a un mejor lugar, explica The Verge.

Además, según Stéphane Evanno, cofundador de la compañía, con esta tecnología los clientes también podrán dejar los automóviles en la entrada del estacionamiento para tomar su vuelo, y así, el robot hará el trabajo de parqueo.

Stanley Robotics dice que este sistema es mucho más eficiente, según The Verge, ya que utiliza el espacio en un 50 % colocando más carros en la misma área.

Así mismo, los androides tienen la capacidad de hacer un seguimiento a los clientes para saber cuándo desean regresar por su auto.

De acuerdo con Gizmodo, el precio de una semana de estacionamiento con este sistema cuesta 54 euros (190.000 pesos), mientras que al hacerlo con un operario, le puede costar hasta 104 euros (366.000 pesos).

La compañía hizo sus pruebas en Düsseldorf (Alemania) y en el aeropuerto Charles De Gaulle (París). Sin embargo, este portal afirma que su primer servicio de tiempo completo será en Lyon-Saint-Exupérty, el cuarto aeropuerto más ocupado de Francia.

Diferentes portales señalan que uno de los propósitos de Stanley Robotics es poder expandir su servicio en otros aeropuertos de diferentes países.