El hecho ocurrió en Inglaterra, país donde el confinamiento se ha hecho más estricto debido al descubrimiento de una nueva cepa, más contagiosa que la original. 

Un hombre fue multado con 200 libras por desplazarse, a pie y por carretera, desde Bedworth hasta la localidad de Kenilworth en un recorrido de más se 25 minutos, según informó el portal Gizmodo.

Fueron casi 20 kilómetros los que recorrió el hombre en la ciudad de Coventry para cazar pokemones. 

Al confesarle a la policía la razón por la que había quebrantado la cuarentena, el sujeto fue sancionado económicamente sin contemplación alguna. 

En todo el Reino Unido solo es posible salir a las calles con propósitos de abastecimiento, compra de medicinas, urgencias médicas o actividades laborales esenciales.