La mascarilla, que tiene dos filtros HEPA H13 reemplazables, está pensada para resolver el dilema de que “las máscaras caseras son de calidad inconsistente y las máscaras desechables son escasas”, señala LG en su sitio web.

Los ventiladores duales se pueden configurar a tres velocidades, y se aceleran o ralentizan automáticamente dependiendo de si el sensor respiratorio detecta que falta mayor entrada de aire o menor resistencia al exhalar, agrega la empresa en el comunicado. A continuación, una imagen del equipo.

LG
LG

Además, el tapabocas incorpora un diseño ergonómico que se ajusta a la cara de quien lo porta para que las fugas de aire por la nariz o barbilla sean mínimas y se pueda usar por varias horas consecutivas. De hecho, su batería de 820 mAh hace que demore hasta 8 horas funcionando en modo bajo y 2 horas en modo alto, afirma la marca.

Entre otras cosas, el PuriCare viene en un estuche con luces LED UV para matar gérmenes dañinos, que también permite cargar el dispositivo y avisar, a través de la ‘app’ LG ThinQ (disponible para iOS y Android), cuando los filtros se deban cambiar, explica la compañía.

La mascarilla, cuyos filtros y accesorios son “ambientalmente responsables” porque son reciclables, estará disponible desde el cuarto trimestre del año en mercados seleccionados, aclara LG.

Eso sí, la firma en ningún momento menciona algo relacionado con la COVID-19, como que ayuda contra el virus que causa la enfermedad, porque solo se limita a mantener el rostro fresco en un momento en el que el uso del tapabocas es fundamental, resalta Gizmodo.