De acuerdo con los reportes, en los computadores aparecen la denominada pantalla azul de la muerte y ciclos de reinicio infinitos, por lo que es mejor no descargar la más reciente edición, indicó TechRadar.

Al parecer, las actualizaciones que originan las dificultades son la KB4566782 de mayo de 2020 y la KB4565351, que corresponde a noviembre del año pasado, agregó el medio en su publicación.

Entre los problemas más registrados, especialmente en Reddit, están: ralentización del sistema, mayor tiempo de arranque, pantalla congelada, discos duros externos que no funcionan y lentitud en el explorador de archivos, apuntó Windows Latest.

Además, a algunos sujetos les aparecen mensajes de error en sus pantallas o se les ha visto afectado el sonido. Según un individuo, “el parche le rompió el sistema de sonido de su Lenovo ThinkPad PC”, informó TechRadar.

De hecho, los ThinkPad son los que llevan las peores consecuencias por el parche, razón por la cual es mejor no instalarlo y desactivar todas los programas de virtualización, como Hyper-V, Intel Virtualization o Windows Sandbox, señaló el portal mencionado.

Lo recomendable para quienes experimentan problemas con la nueva versión es desinstalarla a través de la función de restauración de Windows 10, afirmó el medio en su artículo.

Ahora bien, no a todos los usuarios les ocurre lo mismo, pues hay unos que aseguran tener un funcionamiento óptimo en su dispositivo. En ese caso, sí vale la pena mantener la actualización porque, de todos modos, mejora otros aspectos del sistema, aclaró TechRadar.