De acuerdo con la organización española de defensa del consumidor (Facua), los usuarios sí recibirían una compensación… ¡y sería económica!

La indemnización se haría realidad en caso de que sus dispositivos pierdan prestaciones como consecuencia del veto de Google, que dejaría de darles el soporte técnico a los servicios de Android.

Esto sería posible en países como España. Además, la asesoría jurídica Legálitas indica que el fabricante chino, cuando vende sus terminales, “no solo lo hace en físico, sino también, lo hace con el sistema operativo sin el cual el móvil no puede funcionar correctamente”.  

Asimismo, añade que a pesar de que se haya cumplido la garantía de un celular, Huawei debe responderles a los clientes con una solución por si Android se deja de actualizar en ellos.

Los afectados, según Legálitas, siempre tendrán el derecho de reclamarle a Huawei por una solución para que sus dispositivos funcionen de la mejor manera. De no ser así, “tendrían que presentar reclamación escrita a la marca y, en caso de no encontrar solución, poner los hechos en conocimiento de los organismos de Consumo competentes”.