Las tensiones entre Estados Unidos y el fabricante chino desde hace tiempo habrían llevado a Huawei a crear y tener listo su propio sistema operativo.

Según un informe de South China Morning Post, el director ejecutivo de la compañía, Yo Chegdong, aseguró que Huawei tenía una estrategia por si se presentaba alguno de los peores escenarios posibles, indica WccfTech.

Aparentemente, el tercer fabricante que más vende smartphones en el mundo ya sospechaba que en cualquier momento los proveedores de sistemas operativos de los Estados Unidos podrían quitarle las licencias de sus servicios.

De acuerdo con el Clarín, Huawei no lo ha lanzado porque “no es tan bueno como Android”, y no tiene aplicaciones de terceros suficientemente desarrolladas para que los usuarios las puedan utilizar.

“Estamos listos para nuestro propio sistema operativo. Si no podemos seguir usando Android, estamos listos para comenzar el Plan B, pero para ser honestos, no queremos usarlo”, dijo Chegdong, citado por WcfcTech.

Cabe recordar que la polémica se desató después de anunciarse la decisión de Donald Trump de incluir a la compañía china en su lista negra y de que Google se viera obligado a suspender los servicios con el fabricante chino, lo que llevaría a que las próximas versiones de Android y el acceso a Play Store no estén disponibles a futuro en los dispositivos de Huawei.

No obstante, el gigante asiático seguirá teniendo acceso a la versión del sistema operativo Android disponible a través de la licencia de código abierto, que está disponible de forma gratuita para cualquier persona que desee usarla.

A quienes de verdad afectaría este problema sería a las personas que adquieran un smartphone de ahora en adelante, pues no podrán actualizar el sistema operativo y tampoco tendrán acceso a la tienda de aplicaciones de Google.