Para muchos usuarios es muy importante saber qué tanta resistencia  tiene su dispositivo, y más cuando se trata de un gama alta. Esto le ayudará, entre otras cosas, a evitar caídas o daños que se puedan generar.

Por esta razón, este canal de YouTube se encargó de hacer 4 pruebas diferentes para identificar cuál sufría mayores daños. Para minimizar los impactos, el Galaxy S10 tiene integrado un cristal Gorilla Glass 6, y el iPhone un Gorilla Glass 5, según MovilZona.

En una de las pruebas, ambos dispositivos caen con su parte trasera. En este caso, las cámaras del iPhone se ven mucho más afectadas que las del Galaxy. Sin embargo, en cuanto el cristal, el terminal de la compañía surcoreana se alcanza a ver más dañado en comparación con el de la firma de Cupertino.

Además, después de varias caídas, el sensor de huella integrado en la pantalla del Galaxy S10 deja de funcionar.

En la última prueba, los dispositivos se disponen a tener 10 caídas consecutivas. El iPhone XS Max en la tercera ya se puede evidenciar que la pantalla ya está muy acabada. Además, el táctil ya no tiene el mejor funcionamiento.

Así mismo, en el smartphone de Samsung, al completar las 10 caídas, su sistema táctil siguió operando de la mejor manera.

Al final del video se califican a ambos dispositivos teniendo en cuenta los daños de ambos terminales. El ganador de cada round recibía 10 puntos.

El iPhone ganó por 2 puntos de diferencia. Alcanzó a tener 36 puntos, mientras que el Galaxy S10 34.