Lo primero en lo que hay que enfatizar es en el tamaño de sus pantallas. Mientras que la del iPhone 11 Pro tiene una extensión de 5,8 pulgadas, la del Pixel 4 es de 5,7 pulgadas. Por otro lado, el dispositivo de Apple le apostó al ‘notch’ y el de Google no, según The Verge.

En cuanto a la potencia de los dispositivos, el Pixel 4 tiene un procesador Snapdragon 855 y el iPhone 11 Pro un Apple A13 Bionic. Los dos son de última generación, pero el sistema de Apple rinde un 20% más y consume menos energía que el de Google, mencionó el mismo medio.

Google siempre se ha caracterizado por darles a sus clientes un celular con una excelente capacidad y esta no es una excepción, el Pixel 4 tiene una memoria RAM de 6GB, mientras que el iPhone 11 Pro cuenta con tan solo 4GB, de acuerdo con el portal.

Las cámaras de los dispositivos tienen un diseño similar con un lente de tres elementos. La gran diferencia de estos móviles es que el teléfono de Apple tiene un sensor gran angular de 12MP, que les permite a los usuarios ampliar el plano de la fotografía; mientras que el de Google cuenta con un teleobjetivo de 16MP (el iPhone 11 Pro también lo tiene) que acerca los objetos sin perder la calidad de la imagen, aseguró Hipertextual.

La cámara frontal del Pixel 4 es de 8MP y la del iPhone 11 Pro es de 12MP. En algunas pruebas se puede ver que el dispositivo de Apple capta mayores detalles que el de Google. Sin embargo, ha pasado muy poco tiempo desde el lanzamiento del Pixel para tomar una determinación sobre cuál sensor capta mejor la realidad, informó el mismo medio.