Este es el caso de Geely, un fabricante automotriz que inició un programa de venta de autos en línea desde febrero.

Lo más innovador de la entrega es que las llaves, desinfectadas, se envían con un dron para garantizar que no se presente contacto ni riesgo de contagio, afirmó Gizmodo.

La compañía asegura que el concesionario desinfecta el auto, pero una de las condiciones antes era que el comprador debía ir al concesionario a retirarlo sin tener contacto con nadie.

Sin embargo, ahora decidieron enviar el auto en una grúa hasta la puerta de su casa. Como se muestra en un video promocional, añadió el mismo medio.