Neveras, cafeteras, cámaras de seguridad y monitores de bebes están en la lista de los que más vulnerabilidad tienen.

Mediante un experimento que realizó la empresa de seguridad informática Avast en el evento de tecnología en España, se descubrió que en esa localidad catalana hay al menos 493 mil dispositivos vulnerables.

Si se suma el resto de España, el número asciende a 5,3 millones de aparatos, de los cuales 150 mil son cámaras web y 79 mil son máquinas de café.

“Si las webcams se establecen para emitir en livestream, por ejemplo, los hackers pueden conectarse, por lo que es fácil para los ciberdelicuentes espiar a los visitantes del Congreso Mundial de Móviles, o a alumnos de una escuela, trabajadores o los ciudadanos”, dijo Vince Steckler, CEO de Avast.


A juzgar por los descubrimientos hechos por la compañía, en el último quinquenio los delincuentes cibernéticos han hackeado un sin fin de dispositivos de uso diario en el hogar: inodoros inteligentes, cámaras de seguridad, Smart TV, termostatos, neveras inteligentes e incluso monitores de bebes.

La compañía además reconoció que muchos de los dispositivos que pueden ser hackeados fácilmente son de uso común de la gente y que no requiere “mayor esfuerzo ni conocimiento por parte de los cibercriminales” para apoderarse de ellos.

Avast también aclaró que, aunque se tengan protegidos con contraseñas, los hackers usualmente obtienen acceso usando “los nombres y números más comunes” hasta lograr ingresar.